}

lunes, 4 de junio de 2018

EN CARDEL, LA GENTE DICE...


“A LOS PERIODISTAS NO TENEMOS
POR QUÉ DARLES DINERO”

FRANCISCO MEDINA PALMEROS

¡Claro que no!

El intitulo de esta columna, corresponde a palabras vertidas del ronco pecho de la regidora cuarta por MORENA en el ayuntamiento de La Antigua, Dinorath Morales Zarrabal, de profesión profesora, hija de un señor llamado Lázaro Morales López (+), a quien algunos llamaban Lazmor y que en sus años mozos se supo fue profesor y que en los últimos años de su vida, más de dos décadas, quizás tres, precisamente de eso vivió, del periodismo, oficio con el que felizmente sacó adelante a su familia.

Qué fácil es perder el piso con tantito poder… Qué rápido es olvidar el origen y de donde se procede… Con qué facilidad se llenan de soberbia al obtener un apodito de 4 años.

¡Dios les bendiga y tenga misericordia de este tipo de “excelsos” ejemplares!

Y efectivamente, la señora ejemplar tiene razón. Ni tienen ni están obligados a darle dinero a nadie de los periodistas; sólo es menester refrescarle un poquito la memoria, que voltee hacia atrás, hacia el pasado, e igual hacia adelante en el sentido de que no se quejen cuando se les señalen las mil y un componendas en las que se inmiscuyen para pasar a formar parte de la corrupción galopante e imperante en la que tienen hundido al ayuntamiento 2018-2021, y del que ella forma parte y hace mutis, pisoteando el slogan de AMLO de no mentir, no traicionar y no robar.

De mi parte, no le he pedido ni agua a la prieta.

Apenas el pasado sábado 2 de los corrientes la Asociación de Periodistas y Comunicadores de Cardel, A.C. tuvo un evento por demás trascendental por su importancia, qué lástima que “políticas” como la susodicha no hayan sido invitadas y muy bueno hubiese sido que asistiera para que abriera un poquito más su masa encefálica a efecto de normar criterio sobre lo que en sí es el quehacer periodístico y la interrelación que debe existir entre representantes de medios de comunicación, la sociedad y el gobierno.

En fin… al olmo no se le pueden pedir peras.

En lo poco se conoce quién es quién… Por sus hechos, simplemente por ello y nada más que por ello se dan a conocer.

Rapidito se enseña el cobre cuando nunca se tuvo y se llegó a tener. Recordar el merezco abundancia viene muy ad hoc.

Otra que si vergüenza tuviera mejor agachara el rostro o lo metería al hoyo como los avestruces debería ser la dizque síndica municipal, Olivia Melchor de Adolfo Carrión, quien forma parte de la corrupción y seguramente porque no la deja aletear el viejo y el júnior ahora se chilla y dice que el chiquito hace los grandes negocios al interior del ayuntamiento al meter a “trabajar” un carro de volteo y meter facturas que rebasan los 80 mil pesos al mes, mismas que se las paga la concubina de pepillo a éste pero que ahora ya no firmará la flamante comisionada de hacienda municipal las pólizas u órdenes de pago porque se le hacen exageradísimos.

Aquí habría que preguntarle a la señora Melchor el por qué no se le hace exagerado lo que le pagan a su hijo Adolfillo en la Comisión Municipal de Agua Potable y Saneamiento, digo, si de honestidad se va a hablar y a reclamar, primero se debe poner el buen ejemplo. Asimismo por qué no dice que lo que gana como síndica al mes es muchísimo dinero, ¿A poco no es una incongruencia de la referida servidora pública?

Qué mal está la administración municipal emanada del PAN… No les alcanzan las manos. Es una rebatiña encabronada o como aquel juego de la pirinola, nada más que aquí todos los lados de la pirinola pareciera tienen el Toma Todo. No hay avances de nada, no hay trabajo a favor de la colectividad, se les ha pagado con nuestros impuestos durante 5 meses ya, por no hacer nada, y a eso se le llama deshonestidad, corrupción.

¡Qué chingones resultaron los panistas lantigüenses!

Y voy más allá, mire.

Traen un argüende interno marca diablo, quieren, les urge tumbar, quitar, destituir de la dirección a la señora Tita Castro de la CMAPS… ¿Sabe por qué? porque el viejo, el junior y la síndica quieren hacer de las suyas en esa mal llamada caja chica, y como la señora Tita no se los permite, he ahí el meollo del asunto. Se les olvida de momento que ese es el botín de la viuda Doris Rodríguez, acuerdos pactados en lo oscurito que ahora no quieren respetar porque quieren hacer de las suyas en esa paramunicipal de la que lo mejor sería el Gobierno del Estado la retomara para devolverle eficiencia.

A la orden del día están las patadas bajo la mesa entre los honestos miembros del PAN en La Antigua, Ver., el fuego amigo es cruzado y constante, sin miramientos. Es una lucha de poder por el poder encarnizada y tal escenario lleva a pensar y a opinar a quienes no comulgan con dicho partido político, mismos que se preguntan qué cuentas le irán a entregar a los Yunes, Linares y Márquez, en caso de que pierda éste, el famoso “Chiquiyunes”.

Con todo, y a sabiendas de cómo se las gastan los panistas en La Antigua, Ver., ¿Seguirá votando la gente por este partido en venideras elecciones, llámese del nivel que sean? De palabra hay hartazgo hasta ahora, lo dicen algunos electores, habrá que esperar si es verdad, el voto hablará.

LA ÑAPA.- Mientras tanto Adolfo Carrión Carrillo ya anda en campaña, ya se toma fotos lanzando primeras bolas en partidos de béisbol; de poco le servirá mientras el chamaco pague porque “madreen” a la mujer. Tocante a la regidora Dinorath de MORENA, debe estar ya bien tranquila porque el alcalde y alcaldito le pavimentarán el frente de su casa de la prolongación José Guadalupe Rodríguez.

Ojalá y con los cambios dados en las últimas horas en dicho ayuntamiento, salgan a relucir nombres de empresas “fantasmas”.

Definitivamente, como bien dice el periodista veracruzano Marmiko… “Estábamos mejor cuando estábamos peor”.

Y sí, que todo mundo se entere de que yo sí vendo espacios y pago mis impuestos ante el SAT. Mi trabajo no lo regalo porque es tan honesto y bendito como el de muchos de mis lectores. Yo sí vivo del periodismo, no lo oculto ni me avergüenzo de ello, a mucha honra.

Y RECUERDEN: El que no quiera ver visiones, que no salga de noche. Y al que le pique que se rasque, y al que le arda que se sople. Escrito y publicado está.