}

martes, 8 de mayo de 2018

LOS PANISTAS DE LA ANTIGUA RESULTARON SER MÁS DESHONESTOS E HIPÓCRITAS.

CARLOS MORALES PERDOMO
(Director de Revista La Gaceta)


El nepotismo ha dejado de ser no solo tema de conversación entre la clase política y el ciudadano común, sino que, pareciera, no es de importancia, o ya se acostumbraron a lidiar con este acto de corrupción, ya muy acostumbrado practicarse en los gobiernos panistas de nuestro municipio.

Aquellos que han alardeado siempre de honradez, los panistas de la rancia aristocracia pueblerina, que hipócritamente han venido promoviendo un cambio alimentando el señalamiento, el odio y el repudio contra gobiernos de otros partidos, atribuyéndoles las causas de la inmoralidad, del robo y la corrupción. A esos intachables y pulcros patricios, que una vez alcanzado el pinche poder, por azares del destino y la muerte, se les ha caído la máscara de sus virtudes para mostrar el verdadero rostro, repulsivo, cínico, malicioso y ambicioso, mezquino y ruin.


El presidente José Cruz Lagunez Sánchez, salió de los escombros olvidados del panismo aldeano. Fue electo porque Hugo Castro Rosado no estaba de acuerdo en las propuestas que le presentaron para su suplente. No invirtió un solo centavo en la campaña política electoral. No tenía ningún compromiso con persona alguna que participo en la campaña al lado de Castro Rosado. Por tanto tuvo mucho que ganar y nada que perder. Y, como él lo dijera, no tuve la culpa de que Hugo Castro se muriera. Fácil manera de lavarse las manos en cuanto a los compromisos ya hechos. ¿Inteligente o ruin? Más ruin que inteligente.

Bajo esas circunstancias, no permitió palabras en contra para acomodar en la nómina a toda la parentela. Primero a su hijo, como asesor y vice presidentito; A su concuño el Dr. Palmeros y a el hermano de éste; a su cuñado Antonio; a la hija y al yerno de su cuñado; a la pareja sentimental de su hijo; a los recomendados de su amiguísimo Víctor Rojas Utrera, como a la madrina de éste, el director de desarrollo urbano, el director de directores, los dos auxiliares de la regidora tercera, etc. Y de paso, para que le firme todo lo que quiera, le permitió al regidor primero Lorenzo López tener a la nieta como auxiliar y a la hija trabajando en el agua potable.

Esta es la administración más corrupta y negligente en la historia del municipio de La Antigua. Una administración que le falta al respeto a los ciudadanos y viola las más elementales normas del ejercicio del servicio público. Una administración que no da cuenta del programa de gobierno; que no da cuenta de los recursos obtenidos con el cobro del balancín, del evento lluvia de estrellas, del carnaval. Una administración que no da a conocer públicamente la nómina municipal para que el pueblo no se entere de los elevados salarios que tienen los ediles, el personal de confianza y los hijos de los ediles incrustados en la nómina municipal y la del agua potable. Una administración que no quiere revocar el aumento del 6.6 % al agua potable, que dejo la pasada administración, porque de ahí están pagando la nómina de los parientes y la del DIF municipal, con todo y guarda espaldas.

Que no se confíe Miguel Ángel Yunes Márquez de esta turba de facinerosos, que con sus acciones corruptas están haciendo quedar muy mal a Acción Nacional en la intención del voto de los lantigüences. Porque el Junior anda que rasca por apadrinarse para que le perdonen todas las fechorías que ha estado cometiendo, y le están llenando las talegas de dinero público.