}

miércoles, 21 de marzo de 2018

EN CARDEL, LA GENTE DICE...


PRIISTAS CAVAN TUMBA
DEL PAN EN LA ANTIGUA

FRANCISCO MEDINA PALMEROS
Pedirles que si no pueden, mejor que renuncien. Es como aventarse de un rascacielos y pedir volar.

¿Y sabe por qué?... Porque no tienen vergüenza, porque son cínicos, porque ya probaron lo que son las mieles del poder, de ese pinche poder del que tanto criticaron a Fidel Herrera Beltrán.

Y es que, a casi 100 días de “gobierno” propios y extraños notan en el municipio de La Antigua, Ver., que están engolosinados, obstinados y saben que ahora es cuando, ahora o nunca, así de fácil.

Corrupción y nepotismo… Llenarse las bolsas de dinero público, del erario municipal es fácil, muy fácil, y más cuando se tienen malos hábitos, mañas de zorro, de zorra.

Días atrás, comenté en mi Muro Negro de Facebook que al parecer de nada sirve el desgaste diario de plumas denunciantes de irregularidades municipales cuando se tiene un pueblo cobarde, agachón. Y más tarde que temprano, lo mismo por esa misma red social, que por Whatssap, Messenguer, Twitter, Hotmail, Yahoo, Gmail y personalmente en mis recorridos constantes por las 10 congregaciones lantigüenses, las respuestas no se hicieron esperar.

Asegurándome que “No hay mejor actitud revolucionaria ante las injusticias cometidas contra todo un pueblo que el expresarlas en las urnas con el voto”, por lo que en las próximas elecciones de este año, la madre de todas las batallas en la arena política, quienes hoy en La Antigua creen tener a Dios de las barbas y al diablo de la cola, tendrán su respuesta en este sentido.

La gente, los lantigüenses de todos los estratos sociales, afiliados y no afiliados a algún partido político en lo particular, me han asegurado, como buenos veracruzanos, estar hartos de las actitudes adoptadas por el priista José Cruz Lagunes Sánchez, Presidente Municipal de membrete o imagen, así como por las marranadas que están cometiendo y que las emprende el alcaldito o vicepresidente, quien realmente “gobierna” al municipio, el junior Pepillo Lagunes Ronzón.

Y van más allá, me aseguran que cavan la propia tumba del PAN el suplente alcalde priista, y su hijo, así como la síndica Olivia Melchor de Adolfo Carrión Carrillo porque en sus obligaciones no salvaguardan la legalidad, honradez, lealtad, imparcialidad y eficiencia en su desempeño al incurrir en violaciones de la Ley de Responsabilidad de los Servidores Públicos del Estado de Veracruz, por lo que si el pueblo en realidad se uniera y juntara firmas, bien pudieran solicitar a la H. Legislatura del Estado la revocación del mandato constitucional de quienes juraron y protestaron cumplir y hacer cumplir la ley, ley que hasta el sol de hoy, ante un pueblo aparentemente indiferente, han pisoteado como han querido.

Ni José Cruz Lagunes Sánchez ni Olivia Melchor de Adolfo Carrión Carrillo muestran una pizca de principios de racionalidad, austeridad y disciplina del gasto público, empezando porque tienen a toda su raza en la nómina municipal. La síndica, que debería ser la encargada de vigilar y defender los intereses municipales, de representar jurídicamente al ayuntamiento, procurar la justicia y legalidad en la administración pública municipal y vigilar el manejo y gestión correcta de la hacienda municipal, en resumen, ser la abogada del municipio, es la primera descarada en poner el mal ejemplo al meter a la nómina de la CMAPS a su hijo Adolfo Carrión Melchor, con un sueldazo de primer nivel.

Y es que, es la hora, a casi 100 días de gobierno, que no se conoce obra pública alguna, pero eso sí, seguido se toman la foto pelando dentaduras en los continuos o de siempre programitas gubernamentales con fines políticos, de ello todo mundo en Cardel y La Antigua lo sabe. Pifia tras pifia van cometiendo, un Carnaval 2018 y una dizque Lluvia de Estrellas de las que hicieron negocios, principalmente el junior, y de las que no han rendido cuentas al pueblo, una cabecera municipal que cada día la atiborran más y más de vendedores ambulantes y cantinas.

Un pueblo sumido en la inmundicia, con enormes problemas en el abasto de agua potable, falto de alumbrado público, pésimo en su servicio de limpia pública y con muchísimo personal, infladas sus nóminas a más no poder.

Insisto, toda la parentela de primer grado y “política” del priista José Cruz Lagunes y de la señora de Carrión, así como los Palmeros, Castro y Rodríguez son vividores y mantenidos de los impuestos de todos quienes habitamos el municipio de La Antigua, Ver., con señores sueldos porque se despacharon con la cuchara grande. ¡Vaya!, y no sólo cuñadas, cuñados, tíos, viudas, compadres, amantes, ex amantes y mayates están en la nómina, sino que se dieron el lujo de contratar “guardaespaldas” que a diario cuidan a la realeza que se sacó la lotería sin comprar el cachito y que dieron un salto olímpico en su manera de vivir.

¡Todo un gobierno oligárquico!

¡Parecen chivos en cristalería!

Lo curioso de todo es que los ediles venidos de otros partidos políticos no dicen nada, argumentando el pueblo que el maíz, es el maíz.

Quién iba a creer que lo que tanto criticaron de gobiernos anteriores, priistas sobre todo, ahora ellos lo quintuplican en su actuar deshonesto y voraz diariamente. ¡Todo un negocio familiar el ayuntamiento de La Antigua, lugar donde 5 familias están de acuerdo, al puro estilo Chedraui.

Ante tanta desfachatez, chiquitos ya se quedaron Valentín Casas, Ricardo Landa, Octavio Calderón, Ángel Fernández, Carlos Blanco, Víctor Rojas, Daniel Sánchez, Aureliano Domínguez, Arturo Navarrete y Felipe de Jesús Fabián.

LA ÑAPA.- ¿Dónde está, queda o quedó el Fiscal Especial de Combate a la Corrupción?... ¿Acaso una utopía el Fiscal Anticorrupción?... ¡Digo!, es que ya notaron los lantigüenses que la ralea de doña Queta Morales Vda. de Ronzón y de don Pancho Carrión no tienen llenadera y ejercen una política sin principios y practican desde el poder negocios sin moral; no tienen compromisos con el pueblo en realidad y obtienen día a día riqueza sin trabajo.

Y aun cuando fanáticos panistas aseguran que la entidad seguirá pintada de azul, la irritabilidad social dice que la factura la cobrarán con creces el venidero domingo 1 de julio de 2018…  Y si no, ¡Al tiempo, al tiempo!

Y RECUERDEN: El que no quiera ver visiones, que no salga de noche. Y al que le pique que se rasque, y al que le arda que se sople. Escrito y publicado está.