}

jueves, 15 de febrero de 2018

¡¡¡COANALAG CLAMA AYUDA GUBERNAMENTAL!!!


*.- Miles de agricultores y ganaderos se muestran indignados ante la
indiferencia del gobierno de la República y del Estado de Veracruz.

FRANCISCO MEDINA PALMEROS

CD. CARDEL, VER.- Momentos muy difíciles y con hartas necesidades atraviesa el módulo de riego COANALAG que da servicio agrícola a 5 municipios, mismo que a 68 años de que Miguel Alemán Valdés, Presidente de México lo apoyó, ni un mandatario mexicano, mucho menos algún Gobernador de Veracruz ha volteado su mirada hacia acá a pesar de que es gracias al vital líquido que se producen alimentos y de que el organismo descentralizado tiene 3 mil 500 usuarios y aportan más de 21 mil votos, sufragios que esta vez podrían estar en riesgo ante la indiferencia y olvido en que los tienen los gobernantes.


En una charla sostenida con Uriel Peralta, Presidente del Módulo COANALAG que da agua a sembradíos agrícolas enclavados en los municipios de La Antigua, Puente Nacional, Úrsulo Galván, Paso de Ovejas y Manlio Fabio Altamirano, destacó que independientemente de que se otorga más servicio al cultivo de caña de azúcar hasta en un 80%, de igual manera se les da para cítricos, árboles frutales como mangos y para pastizales para el ganado, lamentó que quienes pueden y deberían respaldar las necesidades de este sector, muestran a todas luces apatía.

Ciertamente -puntualizó el informante- se sostiene el módulo con las aportaciones o cuotas por concepto de pago para que se les brinde el servicio de agua a los agricultores, mismos que se sienten cada vez más abandonados por las autoridades correspondientes. Pagan $1,550.00 por hectárea por ciclo agrícola y este año se tienen programadas regar alrededor de 6 mil, pero ante la crisis económica de la gente del campo hay morosidad y productores con cerca de mil cuatrocientas o mil quinientas más menos hectáreas en total tienen severos adeudos, es decir, un 16% de rezago aproximadamente desde los últimos 6 ó 7 años.

El Grupo Porres del Ingenio El Modelo habló con los directivos de COANALAG y en efecto, estuvo ayudando a usuarios con adeudos para que se pusieran al corriente y obtuvieran el servicio, pero con los que deben de 1 ó 2 años atrás, previo estudio y análisis desde luego, porque hay productores con dos o tres hectáreas que deben mucho, éstos no les convienen. Y sí, han apoyado mucho, eso es innegable, pero no a todos puede, máxime que luego hay problemas porque aparecen como productores cañeros allá, pero en la asociación tienen dada de alta a la mamá, al papá, al hijo o a la esposa.

Dineros que se recaudan y que quienes desconocen el mecanismo podrían decir que es mucho, sin embargo de ahí se tiene que hacer un pago más grande que es el volumen de metros cúbicos de agua en bloque que se le paga a Comisión Nacional del Agua, ya que se tiene la concesión ante la CONAGUA por un lapso de 20 años, y anualmente por ciclo agrícola se le paga de 980 a un millón de pesos aproximadamente. Luego aparte hay que pagar la nómina del personal que trabaja en COANALAG, energía eléctrica, teléfono, refacciones, combustibles, papelería y un sinfín de gastos emanados de aquí mismo, de ahí la necesidad de que los usuarios paguen su agüita.

El mantenimiento a la maquinaria es el gasto fuerte que igual registran, maquinaria por cierto que ya cumplió su periodo de vida, 17 años más o menos en que se compró nueva  y que ha sido ya muy trabajada, pero que a falta de dineros les andan dando mantenimiento porque no han podido comprar nuevos equipos, pero como van pudiendo van sacando la chamba más apremiante porque hay que mantener limpios de maleza y basura los canales a cielo abierto en su mayoría, aun cuando estén enlozados alrededor de 50 kilómetros del canal principal, sin contar laterales y sublaterales, pero falta un 50% más.


Uriel Peralta indicó que no tienen apoyos gubernamentales y si la CONAGUA les echa la mano ante proyectos necesarios o urgentes es con obra, aportando un cincuenta por ciento cada quien, pero ha sido difícil esto por los rezagos que se arrastran, amén de que no hay utilidad alguna ante los enormes gastos que tiene COANALAG. Y a 5 meses de su asunción en el cargo como Presidente ya ha tocado infinidad de puertas ante el gobierno federal al que le ha presentado demanda de proyectos sustentables pero estos duermen el sueño de los justos, dizque porque es año electoral y difícilmente tendrán eco sus peticiones, más no dejan de hacer la lucha para ver si es cola y pega.

“Ojalá y nos volteen a ver, atravesamos una situación crítica, es verdad que ahí la llevamos pero así no podemos avanzar; a quienes trabajamos el sector agrícola nos tienen olvidados los gobernantes. El agua es vida, es primordial, y nos parece crítico que no se nos apoye, somos generadores de alimentos pero pasan, van, vienen gobiernos y gobiernos y nada más nos dicen sí, pero nunca llega la ayuda. Javier Duarte de Ochoa nos prometió algo así como 300 millones de pesos para el distrito de riego, y hasta el día de hoy todo fue demagogia”.

Expuso asimismo que no pueden seguir con un 50% de canales a flor de tierra porque se filtra infinidad de agua, desde la presa de Guayabal a Manlio Fabio Altamirano, por lo que urge enlozar más kilómetros, pero les es imposible porque les cuesta de 6 a 7 millones de pesos enlozar cada kilómetro del canal principal, y de dónde, si no hay, más si se hiciera se ahorraría mucha agua. Y ya llevan muchos años sin hacerse este tipo de trabajos por lo que hace falta que el Gobierno de la República y el Gobierno del Estado apoye este tipo de acciones para mejorar el campo y se ahorre y no se contamine ésta al entubarla de ser posible.

Y el que se diga que COANALAG hace agua es un tanto real, pero la causa es la narrada aquí y el fondo es que no se voltea hacia acá por parte del gobierno federal y estatal, así como de que urge una mayor participación responsable de parte de los usuarios para que se pongan al corriente en sus pagos y el organismo funcione y camine como debe de ser.

“Insisto, somos miles de votos y estos podrían estar en riesgo, indudablemente, toda vez que productores agropecuarios se encuentran decepcionados al ver que no se nos apoya y que aplican políticas públicas erradas, tergiversadas; preferible es tener agua porque ésta es vida, y no pavimentar carreteras, y no porque estemos en contra de la modernidad y el progreso, pero primero debe ser el campo y después lo demás, o ser equitativos y priorizar, mejor dicho. No bajaré la guardia como Presidente de COANALAG, seguiré tocando puertas en la espera de que nos apoyen, no cesaré en mis intentos porque vine a trabajar y a trascender, quiero dejar huella positiva aquí y luchar por los usuarios”. -Finalizó-.