}

jueves, 21 de diciembre de 2017

“PANCHO SPLASH” YA ES UNA REALIDAD EN CD. CARDEL, VER.

FRANCISCO MEDINA PALMEROS
CD. CARDEL, VER.- Una opción más, con la ventaja de ubicarse casi en el centro de esta localidad, cabecera municipal de La Antigua, Ver., es el balneario que esta mañana de jueves 21 de los corrientes tuvo a bien inaugurar la comerciante Margarita de Triana Carrión Carrillo, propietaria del inmueble al cual junto con su familia y en honor al papá y jefe de jefes de todos ellos, optaron por bautizarlo como “Pancho Splash”.


Sobre calle Independencia, entre Dr. Juan Martínez y Mártires del 7 de Enero se ubican las albercas hasta donde mamá, hermanos, sobrinos, amistades diversas, el alcalde electo José Cruz Lagunes Sánchez, acompañado de su esposa doña Rebeca Ronzón Morales; la Síndica Olivia Melchor de Carrión; y los ediles electos Uriel Cruz y Dinorath Zarrabal, entre otras personalidades, se dieron cita para escuchar palabra de Dios en voz del sacerdote Ernesto Escobedo Arrieta, quien palabras más, palabras menos, destacó que el trabajo es una bendición y no una maldición.

Por lo anterior, la gente que trabaja debe sentirse más que orgullosa, dichosa de ser gente de bien, que genera empleos, como en este caso los Carrión Carrillo, por lo que a la maestra Mago Carrión le deseó el mejor de los éxitos para que dicho centro de esparcimiento sea un lugar de reunión, armonía, paz y convivencia social sana. Posteriormente el párroco bendijo las instalaciones que tienen un sustancial avance en su construcción, ya casi listas para que quienes deseen retozar en el agua y pasarse un día agradable e inolvidable, ni lo piensen más, ni caminen más.

Maguito Carrión, con esa sencillez y alegría que le caracteriza, agradeció a todos su presencia y dijo que el haber invertido sus ahorros en un sueño acariciado por años, viene a dejarle una entera satisfacción porque además el área cada día será más verde y más llena de vida al plantar en el grande espacio más árboles, contribuyendo así con más “pulmones” al medio ambiente, y desde luego con la creación de otras fuentes de empleo que tanta falta hacen a la ciudad.

Y el toque especial a la inversión será el nombre de su señor padre, don Pancho Carrión (+), toda vez que el lugar se llama ya “Pancho Splash”; un hombre que les enseñó a trabajar; el amor por la vida; el respeto al prójimo; el respeto a la naturaleza; la sencillez y honestidad.